Inauguración del Memorial en Homenaje a Oscar Arros Yáñez

Fotografía: Javier González Alarcón.

Por: Javier González Alarcón, Historiador

El día 26 de septiembre de 1975, es detenido y secuestrado desde la maestranza de Enacar en Lota, el tornero mecánico de 27 años de edad Oscar Segundo Arros Yañez, casado y padre de una niña.

Oscar pertenecía a una numerosa familia del sector el Chiflón del Diablo en Lota Alto y tras casarse vivía en el sector Polvorín de la misma ciudad.

Al momento de su detención, además de su trabajo como obrero de Enacar, Oscar terminaba la carrera de ingeniería en la Universidad Técnica del Estado (UTE) en Concepción, junto con tener un segundo empleo con algunas horas de clases en el colindante Liceo Industrial de Collao.

Los organismos de seguridad lo buscaban por el ser el responsable del MIR y de la Resistencia a la dictadura en Lota.
Tras su detención Oscar es llevado al centro clandestino de detención y torturas de El Morro en Talcahuano, donde permanecían numerosos prisioneros de la zona del carbón. Tras dos días de torturas, Oscar es llevado a Lota por sus torturadores para que entregara infraestructura y compañeros de organización.

Mientras se encontraba detenido y esposado al interior de un vehículo de los agentes de la dictadura, Oscar es asesinado con dos tiros a quemarropa por el oficial encargado de la patrulla.

Aquel día 28 de septiembre de 1975 su cuerpo fue trasladado al Hospital de Lota Bajo donde se constata su muerte y trabajadores del hospital informan a su familia.

En ese contexto, la Corporación de Socorros Mutuos Bautista van Schouwen Vasey inauguró hoy 29 de diciembre, el memorial en homenaje al compañero Oscar Arros Yáñez, ubicado en la ciudad de Lota, con la participación de un acotado público (por temas de la contingencia), además de una transmisión en streaming.

Durante la actividad tomaron la palabra: Juan Cisterna, Presidente de la Corporación; Tamara Concha, Consejala de la ciudad de Lota; y Eli Arros Neira, hija de Oscar Arros.

La placa que lleva el siguiente texto: «En homenaje al compañero OSCAR SEGUNDO ARROS YÁÑEZ. Lotino, obrero de Enacar, luchador social, resistente popular, fue asesinado en este lugar por la dictadura el 28 de septiembre de 1975. Su ejemplo siempre estará presente en la memoria y en las luchas del pueblo», fue descubierta por Juan Cisterna y Nery Neira, compañera de Arros.

Texto y fotografías: Javier González Alarcón